En esencia, los E-tattoo se basan en “una piel electrónica transparente sustentada sobre una capa de nano polímero elástico conductor, capaz de adherirse a la epidermis por atracción de fuerzas débiles que no interfieren con su el movimiento normal, de forma tal que el dispositivo se pueda aplicar como un tatuaje temporal” explica Alberto D’Andrea, director de la carrera de nanotecnología y nuevas tecnologías del departamento de sistemas de UCAECE.